El fruto prohibido, por Andrea Nunes

El fruto prohibido

Fue al prohibir algo que no hacía ningún mal a nadie cuando, sin saberlo, ofuscado por la diversidad del mundo, plantó la semilla del sufrimiento. Coartó la libertad de los hombres al no dejarles elegir sus actos en función de su moral, obligándoles a obedecer a ciegas sin motivo alguno. Y los hombres que probaron su fruto, comenzaron a su vez a sembrar en el mundo las semillas de la duda, del mal, del miedo, de la envidia y la mentira. Ojalá él hubiera sabido a tiempo que para ser felices en armonía, ellos necesitaban ser libres.

Andrea Nunes. España.

Otras entradas de la misma autora:

Procrastinación            La Garza que quería ser flamenco                El Paraíso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s