Afortunado, por Matea Belasco

Afortunado

La duda me carcome:

¿Será posible que seas alguien, cuyo pasado te haya favorecido con las mejores referencias?

¿Acaso, tanto tus acciones  como tu modus vivendi,  fueron y son tan ejemplares?

¿En verdad el comportamiento tuyo en otros años fue digno de positivos señalamientos?

¿Fuiste consciente de que el actuar con sensatez y bondad podría derivar tiempo después en mi persona como recompensa para ti?

O por el contrario…

Te valiste de malas artes, de maléficos conjuros, de supercherías peligrosas, de actividades non sanctas, de pócimas que descontrolan la razón, de artilugios poderosos o de mágicas tretas, para lograr  que alguien como yo fuera capaz de plasmar en un escrito —que celosamente guardo— todo lo que en mí proyectas.

Pero ¿sabes? haciendo introspección, he concluido que no es tu lado oscuro, ni tu alma bondadosa, ni tu pasado con acierto o lleno de elucubraciones; sino tu sola y cautivante presencia que me atrajo —cual Khem al Grial, en “La piedra de fuego”— hacia ti, convirtiéndote en el AFORTUNADO centro de mi universo.

Pero…no, en honor a la verdad y a esta cobardía que me domina; no eres afortunado (aún), porque todo esto…tú…no lo sabes.

Matea Belasco. México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s