Amaneceres perpetuos, por Mónica Olivares

Amaneceres perpetuos

Cae el sereno en mi rostro,

absorbe los poros

como si descubriera la máscara

escondida tras mis enormes ojeras

bajo la mirada e imagino

cuando ser adulto era un sueño lejano.

Ahí sentado solo

creía que algún día sería feliz,

dicen que de “grandes”

alcanzas la felicidad,

la realización,

qué ingenuos

sueños miserables

como esta  niebla

que absorbe mi piel.

Mónica Olivares. México.

Otras publicaciones de la misma autora:

Días vacíos                        Bostezo                            Suspiros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s