Un móvil inmóvil, por María Magdalena

UN MÓVIL INMÓVIL pensando

Ese día parecía pintar un día como cualquier otro: mensajes en el móvil en cada amanecer; ella solía despertarse y ahí fielmente estaban esas líneas que la enloquecían.

Ese día ocurrió algo que marcaría sus vidas para siempre; no hubo ningún mensaje, ninguna foto y ninguna canción en su móvil. A ella le resultó extraño, pero no fue hasta la noche, cuando acostumbraba a subir a lo alto de su apartamento y dejarse abrazar por el frío de aquella triste ciudad; ahí, contemplando el cielo nublado, decidió vencer su terco orgullo y marcó la numeración en aquel teclado azul de su viejo móvil, que ese día había estado inmóvil. La marcación parecía ser eterna, pues ella deseaba ya escuchar su voz, decirle cuánto le amaba y cuánto le extrañaba en esa noche… Un común ¡Hola! dio inicio a la conversa, una voz fría y distante le contestó. Parecía que no era él pero ella sabía que sí lo era y eso la entristeció más; ella le dijo cuánto le extrañaba y que tenía los ojos hinchados de tanto querer verlo; él solo dijo pienso largarme y tal vez cuando tú regreses yo ya no estaré aquí; se inició una pausa, un silencio con sabor a desencanto marcó aquel momento, ella después de mirar el cielo y darle un soplo a su último cigarrillo dijo ¿A dónde te vas? ,no te vayas, no sabes cuánto te amo, a dónde te vas….

Ella no tuvo respuesta, solo había silencio, la llamada había terminado, ella hablaba sola. Esa noche supo que perdió al hombre que le hizo tantas promesas, aquel que ilusionaba sus mañanas, aquel que prometió no irse nunca; al final decidió otro rumbo y se dio cuenta de que él fue solo eso, una promesa que no pudo cumplir.

Y así cada noche fumando un cigarrillo en la azotea de su apartamento, ella vuelve a recordarlo, y aunque quiera que él vuelva, sabe que al marcharse él dejo un hueco en su alma, que aunque regrese ya no podrá llenarlo.

María Magdalena. México.

Otras publicaciones de la misma autora:

Poesía en imágenes I                         Poesía en imágenes II

Anuncios

Un comentario en “Un móvil inmóvil, por María Magdalena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s