Porque siempre quise conocer la nieve, por Geovanny Soto (Taller literario)

… Porque siempre quise conocer la nieve…

   … También el Central Park de Nueva York. Algunos me dijeron que sería una locura venir a esta hora. Yo no lo creo así, ¿verdad, Freddy? Además, me contaron que hay un sitio dedicado a Lenon… quiero conocerlo aunque sea de noche. La nieve, ya dura, es un buen reflector asistida por el alumbrado del parque.

   De niño, soñaba con la nieve. En mi país solo la veía en los programas que pasaban en la tele. Se veía tan hermosa, tan suave… Los niños jugando con ella, haciendo muñecos, guerras, deslizándose… En trineos, esquiando. La nieve… Desde que llegué fue mi primer deseo. Luego el trabajo. Debía mandar dinero a mi familia, Freddy, ni modo. Pero, antes que mi primer pago, esperé ver la nieve. Y llegó. En la primera nevada casi muero de alegría porque

fui tras ella como el enamorado

va tras los deseos germinados en su corazón.

Blanca, pura, como los ojos de ella

puestos en el fondo de un amanecer

cobijado por el rojo que tiñe de

sangre el horizonte nevado.

Y este frío del aire, este blanco de los cerros,

me recuerda el dolor de los que dejé atrás.

Hoy no puedo sentir calor,

hoy no; hoy tu hielo es mi calor

abrazando mi cuerpo.

   Ya estoy por llegar, Freddy. Manhattan no duerme, ¡qué horror! La 59th Street siempre a reventar… ¿Sabés una cosa, Freddy? Con tanta nieve parece que la Navidad no ha terminado, y eso que le falta poco a enero. Todo tan blanco… Nada que ver el Parque Central de San José con el Central Park. Todo tan blanco… ¿Cómo iba el villancico, Freddy? ¡Ah, sí! ¡Oh, blanca Navidad, sueño, / y con la nieve alrededor. / Blanca es mi primera / y es mensajera de paz / y de puro amor. Creo que iba así. Como me alegró ver esa primera nevada. Salí para sacar la lengua y comerme un copo, como en los dibujos animados. Estuve tanto fuera… Apenas y me libré de un buen resfriado.

   Todavía hay algunas personas por aquí, Freddy, ¿las ves? No sé por qué las llaman indigentes, es tan denigrante. Yo las llamaría “hombres de nieve”… No. Mejor “señores de la nieve”, es más digno. Sus cuerpos cubiertos de blanco… Son como reyes con piel de armiño. Y esa música a lo lejos… ¿Será que alguno tiene un radio? Está en inglés… ¡lástima! Esa canción me gusta, pero en español. Quisiera aprendérmela en inglés. Suena hermosa:,

Start spreading the news,

i am leaving today,

i want to be a part of it,

New York, New York…

   Ya llegué, Freddy, no fue tan difícil. El Edificio Dakota. Y el jardín que lo recuerda. El Strawberry Fields. ¡Vaya lágrima más grande! Lágrimas… La nieve, si la ves bien, Freddy, es como una lluvia de lágrimas de piedra, muy duras. La nieve

que pretende acariciarme,

que desea hacerme estremecer…

Entraste hasta las habitaciones prohibidas

de mí, solo para decirme tu secreto blanco

y descubrir mi secreto oscuro.

¿Será posible, ama blanca de las noches negras,

que daré el paso? ¿Acaso me ayudarás?

Hazlo, por favor, porque yo no seré capaz…

   Una lágrima… Para Lenon… ¿Quién llorará por mí? Sin trabajo ya no podré ver la nieve, tocarla, hacer más muñecos… Y sin ella, Freddy, se habrá quebrado algo dentro de mí… ¿Verdad que es así, Freddy, verdad? ¿Por qué estás distraído? ¿Ya no te importan mis cosas? Estás igual que ella, que me prometió su porvenir a mi lado y luego… ¡Esta maldita sociedad! Si no tenés trabajo… Tampoco hay dinero… Tampoco se pueden sostener las promesas. Es como nieve en el deshielo, se derrite con solo una tenue mirada del sol.

   Tengo calor, Freddy, en serio lo tengo. Estas ropas para el invierno. Tanto caminar para llegar hasta este jardín en forma de lágrima… ¡Yo solo quería conocer la nieve…! Todo está oscuro, Freddy, y solitario, y frío, muy frío, pero no sé que es peor, si el hielo que ahora me hace de ropas para el invierno o la blancura de la nieve que se burla de mi suerte… Y yo que la apreciaba… Hace frío. Bella nieve. Dulce nieve. Ya no te siento ni con mi nariz… La noche blanca… de la señora blanca de manto enorme y pálido… Freddy, no te veo… Amada nieve, siempre… quise… conoce………

Geovanny Soto Sosa. Costa Rica.

Porque siempre quise conocer la nieve

Taller literario: Día Mundial de la Nieve

Otros participantes:

Copo de nieve, por María Luisa Monterrey

Nieve, por Le Mat

Yuki Onna, por Juan Carlos Cortes

Blanca, por Jorge Ochoa

Anuncios

2 comentarios en “Porque siempre quise conocer la nieve, por Geovanny Soto (Taller literario)

  1. ¡Hola Geovanny! Muchas gracias por participar con tu excelente relato. Para seguir la dinámica del taller, he de comentarte los pequeños errores del texto, pero tan solo hay dos, ¡está muy bien escrito!
    1. En la séptima línea del cuarto párrafo escribes “Como me alegró ver esa primera nevada”. Ese “como” debería llevar acento, pues es exclamativo.
    2. En la tercera línea del último párrafo escribes “pero no sé que es peor”. El “que” también debe llevar acento, pues es interrogativo.
    ¡Mucha suerte!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s