Lo que ves es lo que soy, por Fernando Bermúdez

Lo que ves es lo que soy

Acepto desaparecer, porque me voy apagando como una vela, no hay duda, hago. Me dejo ser en un universo infinito, donde retorno, tomo pausa & vuelvo a crecer entre la tierra, soy arado, regado, atendido & recogido. Como fruto único e irrepetible, sigo creciendo, viendo, autonomizándome, sigo siendo arado por los días, regado por el aire, sigo siendo tierra, que vuelve a su madre, sigo aprendiendo de mis muertos, de los que fui, de los que seré, de esta soledad que me regala un segundero para no tomarme el tiempo tan a pecho, sigo siendo el silencio de un suicida, la risa de un pequeño, las arrugas de una anciana, las estrías de una madre, sigo siendo este universo que seguirá dando vueltas, en todas estas vidas que me esperan.

Camino entre raíces, creciendo a cada legua, me alejo poco a poco a la espera, desaparezco a cada paso,  dejando mis huellas para mi próxima cruzada, me limito a pensar qué seré, cómo actuare, seré acaso un mito o solo es mi realidad queriendo ver como un estúpido; pero aunque lo fuera, creo en la magia, en los sueños, en la gente, creo en todo lo que muchos han dejado de creer, & no tiene nada que ver con dios, soy mi destino, mis destierros & mis noches de insomnio.

He sembrado promesas por ahí, muchas de ellas tienen nombre, capítulos, notas musicales, llevan un calvario como todo el mundo, son sorprendentes, algunas han muerto & con ellas muchas ilusiones; tengo por nombre silencio, & con él tres puntos suspensivos que dirigen mi vida, compleja, misteriosa, insoluta, aventurera, sarcástica, risueña, seria & con muchos abecedarios por descubrir.

Mis días mueren por los nuevos, viven por los viejos, sonríen por los que no conocen, saben que si ellos parten, tendré una experiencia más en mis momentos, saben que escribiré de ellos, que no los dejaré morir en vano, saben que en cualquier tertulia contaré sus hazañas, contaré lo que vivimos juntos, saben que se llamarán pasado, que no los visitaré seguido, que serán leyenda, que tocarán la vida de otros entes & compartirán los días como recuerdos.

Debo decir que lo que ves es lo que soy, que lo que piensas no lo es, que lo que quieres tal vez no ocurra, que cuando las mareas te acechen muerto, & la tierra tome lo que es de ella, puedes cerrar los ojos demasiado fuerte & volver a donde perteneces, volver a la vida, a la lluvia que recorre tu rostro, al sol que calienta tu cuerpo, al frío que estremece tu piel, a los paisajes áridos, tristes, coloridos, imaginantes con piel de jaguar que se dibuja entre las estrellas, volver al amor que es todo un ciclo, que se siente a cada mañana cuando  lo único que posees eres tú & entorno.

La muerte recorre con facilidad cualquier espacio, es amante de los juegos, de la desesperación, de la desolación; siempre deja que la imaginación del hombre se crea poderosa, la deja libre, con cercas por doquier, les deja creer en la eternidad, en mitos & leyendas. La muerte anuncia su llegada, en silencio, sin prisa, disfruta cada instante de la agonía, del dolor & la sobrevivencia del más fuerte. La muerte concluye siempre dejando los cuerpos a su madre, a la tierra. La muerte no se olvida de nosotros, ella nos recibe & nos recoge en tiempo de olvido.

“Soy lo que ves, & lo que ves es todo lo que existe, soy como el Narciso o la Rosa, con espinas, belleza, vida & final”.

Fernando Bermúdez. México.

 

Fernando Bermúdez

Otras publicaciones del mismo autor:

Cuenta regresiva

No me importa

Noches & Caminos

Anuncios

2 comentarios en “Lo que ves es lo que soy, por Fernando Bermúdez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s