Qué difícil resulta decírtelo, por Henry Castellanos (taller literario: La mujer)

Taller literario: Día Mundial de la Mujer

Qué difícil es decírtelo

que dificil resulta decirtelo

Que cobarde me he vuelto desde que te conocí. Ya no articulo bien a la hora de hablarte. Mi memoria falla mientras te diriges a mi con esa meliflua voz que recorre todo mi ser y me peina el alma con suaves toques. Evito mirarte a los ojos para no perderme en esa mirada capaz de ablandar cualquier corazón de hielo como el mío.

Somos muy extraños, o por lo menos yo lo soy cuando estoy contigo. Mi ritmo cardíaco se acelera repentinamente cuando por accidente rosas tu suave piel con la mía, me vuelvo lo que siempre odie ser, pero ahora aflora con cierto placer que me resulta inevitable. Me dedico a escuchar mientras pienso que son afortunadas aquellas palabras y aquel aire que las empujan a salir de aquellos pequeños y llamativos labios.

Jamás había sentido tanta paz hasta que te vi en aquel lugar -que importa cual era- con la mirada perdida, como esperando a alguien con ansias, luego recordé en mi entera estupidez, que ese alguien que tu mirada buscaba -y hago alarde de esto- era a mí, a la persona despistada  que prefería escribir que hablar.

Cuando te vas, una combinación muy perjudicial entre rabia y melancolía me abordan, quizá porque luego de todo esto siento que no me dediqué a ti, sino a disfrutar cada segundo que pasaba contigo.

Disculpa si dedico estas letras a describir todo aquello que empiezo a padecer cuando conmigo estás, pero es mi manera de decir te quiero. Una palabra tan corta, que abarca infinidades de cosas. Quizá hubiese sido más fácil decirte ese par de palabras, pero no me pareció correcto ser tan simple, ser tan concreto, ser tan tú. No, a mi no se me da igual que a ti.

Henry Castellanos. Colombia.

Otros participantes del taller:

Única, por Juan Luis Peralta

Opúsculo, por Geovanny Soto Sosa

Anuncios

3 comentarios en “Qué difícil resulta decírtelo, por Henry Castellanos (taller literario: La mujer)

  1. Gran trabajo, Henry.

    Como parte del taller, comentamos a continuación los errores o aspectos a mejorar del texto:
    Atención a los acentos: en la primera línea (Qué cobarde…) ese “que” debe acentuarse, pues tiene función exclamativa aunque no lleve el signo de exclamación; lo mismo sucede con el “que” y el “cual” de “qué importa cuál era” en el tercer párrafo. Y en la segunda línea también falta una tilde (te diriges a mí) en “mi”, pues se acentúa siempre que no es posesivo, es decir, cuando cumple la función de pronombre personal; lo mismo con el “mi” de la última línea (a mí no se me da igual que a ti). En la tercera línea del segundo párrafo habría que acentuar “odie”, pues es pretérito (odié).

    En la segunda línea del segundo párrafo (rozas tu suave piel con la mía) confundes la “s” con la “z” y escribes “rosas”, pero es del verbo “rozar” y ha de escribirse con “z”.

    Por último, en los dos incisos que haces (—qué importa cuál era—; —y hago alarde de esto—) utilizas el guión en lugar de la raya de diálogo, que es más larga. Para más aclaraciones, puedes consultar este enlace: http://lema.rae.es/dpd/srv/search?id=kyRrDVgsOD6Xup8Dpt

    Esperamos que te sean útiles estas observaciones, ¡mucha suerte!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s